Conuco Ver 2.2
Índice de Puerto Rico
 
Conuco Ver 2.2
Índice de Puerto Rico
    

Resultados

1 - 10 de 15 resultados (0.118 segundos)
next
  año 2, núm. 4; 1946 Asomante, refinar
 1. 
Portada
Alrededor del lenguaje de Puerto Rico
Babín, María Teresa
Asomante, año 2, núm. 4; 1946
" Rico los jíbaros mayores de cuarenta o cin- cuenta años que no han ido a la escuela y la minoría de hombres cultos que lee y se mantiene en relación con gente de su misma calidad intelec- tual en España e Hispanoamérica. Don Pedro Salinas En junio del año 1944, el poeta don Pedro Salinas, entonces catedráti- co visitante de la Universidad de Puerto Rico, pronunció el discurso de graduación ante los estudiantes de la institución. Escogió como tema el idioma. Tituló su disertación Aprecio y Defensa del Lenguaje. Basta con esos dos substantivos cargados de significado, aprecio y defensa, para percatarse de la intención de Salinas. A pesar de mantener un elevado tono Carta do don Tomás Navarro Tomás n María Torosa Babín, 4 de octubre do 1946. Luis Santullano, Mirada al Caribe, Jornadas 54, El Colegio de México, 1945. ASOMANTE 85 universalista y de la insistencia con que habla del lenguaje como tal, sin circunscribirse al español, y apenas rozando el tema del español limitado a Puerto Rico "
+
 2. 
Portada
Diccionario general ilustrado de la lengua española (reseña)
Babín, María Teresa
Asomante, año 2, núm. 4; 1946
" como un derrotero a seguir en la compilación de material lexico- gráfico. El nombre del revisador es en sí un sello de garantía y validez que asegura la divulgación del diccionario Vox, en el cual apreciamos la misma vi- talidad y la misma actitud psicológica que caracterizan el Curso Superior de Sintaxis Española de Gili Gaya.—María Teresa Babín de Vicente. ASOMANTE 103 "
+
 3. 
Portada
Génesis de la poesía Claudwell, Christopher
Claudwell, Christopher
Asomante, año 2, núm. 4; 1946
" visicitudes, sobrevive como asomante 18 drama poético de nuestra época en la ópera y en *a Pan^orn villancicos. / pómo todo Las investigaciones etnológicas han demostrado a máxi- decir que valga la pena conservarse—predice iones sobre e rpnníJdos mas sobre la agricultura, frases de hechicería o los refranes concernientes al ritual o a la religión—adopta en todas as , todas las épocas un lenguaje elevado. Este lenguaje eleva o, a m que la gente está más consciente de lo que es propiamente li erario, va poco a poco dejándose como vehículo de una rama de la literatura ama a poesía, la cual se ha distinguido en diverso grado en las distintas épocas de las otras formas de escribir y hablar. La forma peculiar a la poesía en una época civilizada es la forma primitiva de toda literatura. El estudio de la poesía es, pues, fundamental para estudiar el arte literario. Entre los primitivos nos tropezamos con frecuencia en las ocasiones formales con una elevación en el lenguáji que desaparece "
+
 4. 
Portada
H. G. Wells, visionario : la muerte de un profeta
Fadiman, Clifton
Asomante, año 2, núm. 4; 1946
" en autoasesinos irracionales. Su colosal obra literaria está formada en gran parte de utopías; pero la última que escribió —Man at the End of his Tethcr— anuncia, casi al pie de la letra, la inminente desaparición de la humanidad. Discípulo de Huxley, hijo del siglo diecinueve, el siglo de la esperanza, heredó Wells una profunda creencia en las posibilidades evolutivas del hombre, una seguridad en el poder transformador de la ciencia, una con- fianza en la cultura y una fe semirreligiosa en la razón. Poco antes de morir pudo observar un pueblo europeo de elevada civilización como el alemán, renegar de la razón y exaltar los instintos primitivos del hombre de Neanderthal. Vió la instrucción esclavizada, como en la Unión So- viética, puesta al servicio de una teoría económica, o como en los Estados *Este ensayo apareció originalmente en The Saturda]/ Review of Literature numero (le Agosto 31, 1946. Se traduce y publica con la autorización de la j-evistn y del autor. ASOMANTE 5 Unidos, convertida "
+
 5. 
Portada
El escritor
González, José Luis
Asomante, año 2, núm. 4; 1946
" la línea del bigote. Finalmente se aplicó la loción, dándose palmaditas en el rostro. Vestido ya, en la mesa, la sirvienta le trajo un jugo de toronjas. Lue- go tocineta y huevos fritos, después café yt para terminar, tostadas con mermelada de melocotón. Estaba encendiendo un cigarrillo cuando la sirvienta vino a recoger los platos. Era una trigueña clara, de unos veinte años, bonita y bien for- mada. El hombre la observó mientras ella regresaba a la cocina. Cuando volvió a la mesa, en busca de los últimos cubiertos, él apagó el cigarrillo en la taza del café y le tomó una mano. —Laura— le dijo. La muchacha hizo un intento débil de retirar la mano. 94 ASOMANTE —¿ Qué es ?— preguntó. —Laura, yo nunca me había fijado lo bonita que tú eres. —¡ Ay virgen, don Luis, no diga eso! Y seguía tratando de retirar la mano, pero él cada vez se la apretaba más. —¿Por qué no( si es la verdad? —Don Luis, no sea así, déjeme ir. El hombre la tomó ahora de ambos brazos. —Laurita— le dijo, con la cara casi "
+
 6. 
Portada
Arbol de amor Emilio Prados
Prados, Emilio
Asomante, año 2, núm. 4; 1946.
Literatura
+
 7. 
Portada
Lope de Vega y su mundo Guillermo De Torre
De Torre, Guillermo
Asomante, año 2, núm. 4; 1946.
Literatura
+
 8. 
Portada
Opinión y convicción Renato Poggioli
Poggioli, Renato
Asomante, año 2, núm. 4; 1946.
Literatura
+
 9. 
Portada
La imaginación medioeval de Chesterton José Lezama Lima
Lezama Lima, José
Asomante, año 2, núm. 4; 1946.
Literatura
+
 10. 
Portada
Selecciones José P.H. Hernandez
Hernandez, José P.H.
Asomante, año 2, núm. 4; 1946.
Literatura
+
next
last




     
  © 2017 Copyright CONUCO 2.2
Powered by Indices Conuco,
P O Box 7067
Caguas PR 00726
Octafish Media