Conuco Ver 2.2
Índice de Puerto Rico
 
Conuco Ver 2.2
Índice de Puerto Rico
    

Nuestro Boletín

Circula la segunda edición de la revista HIRO
8:45 AM, 7 de abril de 2017
Los Historiadores de la Región Oriental de Puerto Rico anunciaron la publicación del segundo número de su revista HIRO. La publicación, eminentemente dedicada a las ciencias históricas, conserva su toque interdisciplinario puesto que incluye artículos sobre arquitectura, artes, religión, economía, sociedad, política y etnología centrados en la región oriental de Puerto Rico.
Nueve artículos, un documento y cinco reseñas de libros componen la gama de ofrecimientos temáticos de esta edición. El colectivo de autores que colaboran con la revista examina en esta ocasión las figuras del obispo revolucionario Antulio Parrilla, del historiador municipal Generoso Morales Muñoz, de la enigmática Elenita de Jesús y del artesano pedreño Tomás Díaz.
La tabla de contenido registra las aportaciones de estudiosos como Maritza Alvarez Machín, José E. Laboy Gómez, Luis Rafael Burset, Jorge Nieves Rivera, Javier Alemán, Carlos M. Ayes, Juan E. Roque, Carmen Teresa Ruiz, José Gómez Blanco, Félix R. Huertas, Amílcar Cintrón y Jalil Sued Badillo.

Tabla de contenido
"Desalambrando" con el economista Francisco Catalá [Radio Casa Pueblo]
9:35 PM, 29 de marzo de 2017


por Casa Pueblo (Adjunta, P.R.)

Entrevista del proyecto radial Desalambrando al economista puertorriqueño Francisco Catalá






Publicado en Youtube el 29 de marzo de 2017.
Radio Casa Pueblo
Graduaciones del Recinto de Río Piedras en la década de 1960: un reflejo de la labor de la UPR a través de su historia
4:50 PM, 25 de marzo de 2017
AUSUBO / revista de cultura afropuertorriqueña
9:30 PM, 19 de marzo de 2017
Blog Boricuas

AUSUBO / revista de cultura afropuertorriqueña es una revista digital colaborativa de investigación, cultura y opinión sobre la aportación de la raza negra a la sociedad puertorriqueña desde su llegada como esclavos hasta la actualidad. Por lo tanto, es una publicación especializada sobre las manifestaciones y aportación de la herencia africana y sus afrodescendientes con la intención de cubrir una temática amplia a través de la publicación de eventos, reportajes, entrevistas, artículos, noticias y videos sobre moda, literatura, música, arte, cultura y sociedad. Su propuesta editorial se basa visibilizar dicha aportación a través de los deportes, cultura, sociedad y política en una acción reparativa y una política de reconocimiento que salvaguarden el patrimonio de nuestra negritud en un acto de reivindicación de la herencia africana hacia un mayor proceso de autoestima para las futuras generaciones de afrodecendientes puertorriqueños. Contribuyendo de esta manera al fortalecimiento de la identidad, cultura y herencia africana en Puerto Rico para presentar de manera positiva la aportación y contribución de los afrodecendientes puertorriqueños en los ámbitos de la cultura e historia con el fin de visibilizar y valorizar su aporte en la construcción de la sociedad puertorriqueña.

AUSUBO / revista de cultura afropuertorriqueña es un proyecto colaborativo que se alimenta de los envíos y aportes de artistas, intelectuales y especialistas sobre el tema. Su fundador, Edwin Velázquez Collazo, artista plástico, gestor cultural y bloguero de Puerto Rico Art News principal revista digital sobre las artes plásticas puertorriqueñas se encarga de programar las colaboraciones y publicarlas así como difundirlas a través de Facebook y otras redes sociales.
Plan fiscal revisado el 13 de marzo de 2017 aceptado temporeramente por PROMESA
9:11 AM, 14 de marzo de 2017
Fiscal Plan for PROMESA
11:24 PM, 1 de marzo de 2017
Lea el Plan fiscal


Profesoras contra la pedagogía tóxica / por Ana Torres Menárguez
2:18 AM, 15 de febrero de 2017
El Pensamiento Artístico como metodología para activar el deseo de aprender

En 2006, Ken Robinson hizo temblar las bases del sistema educativo con su charla TED Las escuelas matan la creatividad, con más de 43 millones de visitas. Robinson criticaba que los colegios son el primer freno con el que se encuentran los niños y alertaba sobre el desacierto de los programas educativos al primar materias como las matemáticas y arrinconar las más artísticas como la música o el dibujo bajo el pretexto de que no son útiles a la hora de encontrar un empleo. El diagnóstico estaba claro, pero nadie sabía muy bien la fórmula para conseguir que la escuela no mate la creatividad. Las profesoras universitarias María Acaso, de 46 años, y Clara Megías, de 32, parecen haberlo conseguido. Han desarrollado una nueva metodología para darle la vuelta a la forma de dar clase.

“Hay que acabar con la pedagogía tóxica y aplicar nuevas fórmulas para despertar el deseo de los estudiantes por aprender”, explica María Acaso, experta en innovación educativa y profesora de la Universidad Complutense. Su método, al que han llamado Art Thinking, tiene como base los descubrimientos de la neuroeducación, que estudia cómo aprende el cerebro, y cuyo principal hallazgo es que para que se produzca el aprendizaje es necesario encender una emoción, despertar la curiosidad del estudiante. Para ello, su metodología se inspira en los procesos de creación de arte.

La investigación de las docentes, que comenzó en el año 2011 y cuyos resultados se publicarán en el libro Art Thinking. Transformar la educación a través de las artes, señala que en la pedagogía tradicional el esfuerzo está asociado al dolor, al malestar, y a la idea de que adquirir conocimiento tiene que ver con la ansiedad, el miedo o la evaluación. Su propuesta es incorporar el arte en la educación para generar placer y de esa forma conseguir que el esfuerzo y la constancia aparezcan de forma automática. Los profesores pueden emplear esta metodología para impartir cualquier asignatura.

En uno de los capítulos de su libro señalan que de las células madre del cerebro nacen a diario entre 4.000 y 5.000 neuronas, a través de un proceso llamado neurogénesis. Las actividades que se realizan desde pequeño crean circuitos neuronales; algunos se mantienen y otros desaparecen. ¿En función de qué? Cuando esas actividades no son significativas para nuestra vida diaria, se diluyen. “En el caso de un examen de un tema que no me interesa y con el que no he logrado establecer una conexión personal, los circuitos construidos me permitirán aprobar, pero no aprender. La información desaparecerá de forma automática nada más acabar la prueba”, explica Acaso. La clave para que el aprendizaje sea significativo, sostiene la docente, es que tanto la información como el proceso de enseñanza sean relevantes para el estudiante y se repitan.

Las investigaciones sobre neuroeducación demuestran que para activar el deseo de pensar es necesario encender previamente una emoción, y para ello es fundamental despertar la curiosidad. “Hay que comenzar la clase con un elemento provocador, puede ser una frase, un dibujo o un pensamiento; algo que resulte chocante”, indica Francisco Mora, profesor de la Facultad de Medicina de la Complutense y autor del libro Neuroeducación. Solo se puede aprender aquello que se ama.

“Desde que somos mamíferos hace más de 200 millones de años, la emoción es lo que nos mueve. Aquello que nos extraña, que no nos resulta monótono. Ahí se abre la ventana de la atención, imprescindible para aprender”, explica Mora.

Eso es lo que hizo María Acaso con sus alumnos de Bellas Artes en la Complutense. Un día apareció en clase con una sandía y frente al asombro de los estudiantes, la cortó y creó un cuadrado. Su intención era generar extrañamiento entre los estudiantes. “El ser humano está diseñado para prestar atención a lo que no es habitual. Una situación nueva que no sabes cómo resolver te atrae. Atención, emoción y aprendizaje. Ese es el orden según la neuroeducación”, remarca Acaso. En el aula se creó un clima muy diferente al habitual, en el que el silencio propio de la clase magistral, en la que el profesor habla y el estudiante escucha, dio paso a un debate sobre el significado de esa sandía. Una vez captada la atención de los alumnos, las dinámicas de aprendizaje cambian.

Acaso les explicó que esa sandía con forma cuadrada era una pieza del artista cubano Wilfredo Prieto llamada Políticamente correcto, y su intención era precisamente cuestionar los estándares de la educación, plantear por qué el mobiliario, los programas académicos y la forma de enseñar no han evolucionado. “Llevar una sandía a clase es un acto de subversión, hace que el aula explote”, explica.

En 2009, Acaso publicó el libro La educación artística no son manualidades, en el que criticaba que las disciplinas relacionadas con las artes han sido consideradas como un conocimiento de segunda categoría, prescindible, frente a los “conocimientos altos” como las matemáticas o las ciencias. En su opinión, el nuevo escenario laboral, en el que el número de robots no deja de aumentar, requerirá perfiles muy creativos, una cualidad que las máquinas no dominarán. “Precisamente al Art Thinking no le interesa demostrar hechos, no es una metodología cerrada basada en certezas, sino encender la curiosidad para activar procesos de investigación”.

En su libro, las dos profesoras desarrollan los cuatro puntos clave de esa nueva metodología: pensamiento divergente, incorporación del placer, alumnos y profesores como productores de contenidos y trabajo colaborativo y por proyectos. El próximo mes de julio organizan en Madrid un curso junto al colectivo Pedagogías Invisibles para 100 profesores de todos los niveles educativos en el que enseñarán cómo poner en práctica el Art Thinking.

"En la escuela se aprende a través de la memorización, sin pensar. La gente llega a la edad adulta y no sabe pensar por sí misma, se han dedicado a reproducir lo que dicen otros. Es cierto que necesitamos información en nuestra memoria, pero hay que cambiar el proceso por el que nos llega", explica Clara Megías, profesora de la Facultad de Educación en la Universidad de Alcalá. Investigar y analizar por uno mismo. Cuestionar lo que se da como cierto. Eso es lo que hace el arte.


Fuente: El País 13/feb/2017
América es grande
4:55 PM, 24 de enero de 2017
La marca de cerveza Corona ha producido un video para responder al magnate estadounidense por generar divisiones entre la población.

Una de las pocas multinacionales que ha mostrado su postura frente al presidente de Estados Unidos, invitó a la población del continente americano a valorar su riqueza cultural y visitar sus sitios en las redes sociales para colocarse un escudo que muestre su posición sobre la visión de América.

“América es la tierra de las oportunidades, una tierra de más de mil millones de habitantes, América salvaje, América multicultural, América unida. Basta de usar nuestro nombre para generar divisiones, eso no es lo que somos”, dice el comercial de la cervecera belga-brasileña AB InBev.

Porque americanos somos todos. Por eso América siempre ha sido grande, agrega el video.

Aquí el enlace:

AMERICA ES GRANDE

Fuente: Mundo hispánico
Rene Pérez, el exvocalista de Calle 13 se va de viaje con su ADN como guía
2:47 PM, 8 de enero de 2017
El cantante puertorriqueño René Pérez, más conocido como Residente, está de estreno. Más allá de promocionar su carrera musical como solista, [antes fue el líder y vocalista del grupo Calle 13], el músico se embarcó en un viaje por el mundo. Su fin, encontrar sus raíces. De esta aventura surgió la idea de crear un proyecto más complejo que dio como resultado su página web. Un sitio que él define como un "espacio interactivo con una visión artística conceptual".

"La curiosidad ha sido un agente detonante para la creatividad de René Pérez Joglar'", informó en un comunicado su equipo de relaciones públicas. La idea de este proyecto le vino a la cabeza tras realizarse una prueba para conocer sus orígenes genéticos. Tras saber los resultados, a Pérez se le ocurrió visitar los países donde tenía ancestros. "Basándome en los porcentajes que tenía mi sangre de diferentes países, seleccioné algunos. Sobre todo, con los que menos me imaginé que iba a tener alguna relación. El primer sitio que visité fue Siberia", contó.

Para su proyecto, Residente estuvo viajando durante los últimos dos años alrededor de cuatro continentes y haciendo música en distintas localidades de países como Rusia, Armenia, Georgia, Osetia, China, Burkina Faso, Ghana, Níger, Serbia, España, Inglaterra, Nueva York y Puerto Rico.
Los primeros resultados de este viaje se pueden conocer en la página Residente.com. El sitio incluye fotografías, vídeos, música y gráficos. El proyecto también incluye un disco, un documental y un libro.

"Fue supergrande para mí haber podido viajar, conocer las historias de toda esta gente", dijo. "Convierte al proyecto en uno superreal. Hay mucha escasez de eso hoy en día, le falta a la música esa realidad y esa energía de hacer algo verdadero. Este proyecto es eso en su máxima expresión. A mí, todo lo que me rodea me afecta y como artista me siento en el deber de reflejarlo. Por eso colaboré con artistas talentosos, artistas que la industria musical no conoce porque hace tiempo que no les hacen caso, artistas que hacen música sin esperar nada a cambio, artistas con los que comparto mi sangre, así como ellos compartieron sus historias conmigo", explicó Residente.

El artista, que durante 10 años destacó como vocalista, compositor y coproductor de Calle 13, recientemente terminó de grabar su primer trabajo discográfico en solitario en Electric Lady Studios.

FUENTE: El Pais 19 dic. 2016
Foto: Instagram
El Archivo Universal de Sofware: una biblioteca ejemplar sobre la preservacion del patrimonio tecnológico de la humanidad.
10:26 AM, 9 de diciembre de 2016
Tres mil millones de archivos contiene hasta ahora la mayor biblioteca de código abierto del mundo. Software Heritage guarda desde todo el archivo de GitHub hasta el código fuente del Apolo XI o del sistema operativo Linux.

Igual que las películas o los libros se preservan, el 'software' tampoco se puede perder. Y hay quienes están trabajando para ello. Software Heritage es un proyecto a escala mundial que busca archivar todo el 'software' libre que se ha creado y se crea. Desde los proyectos casi anónimos que cada día aparecen en GitHub hasta programas míticos como el Open Office, esta página web con menos de dos años de vida (aunque fue publicada hace unos meses) pretende acoger todo ese saber con el fin de que pronto esté disponible para muchos.

Desde Francia, el profesor Roberto Di Cosmo está al frente de la iniciativa, que nació como idea hace tres años. "Cuando empecé a trabajar en eso [investigar el código abierto existente], buscábamos una gran colección de todo el código disponible. No solo disponible hoy, sino que vaya a quedar disponible a largo plazo", explica a Teknautas. Tras mucho investigar, él y su equipo no encontraron recopilación alguna: "No había nadie que se encargara de preservar el código fuente". Para ellos, el problema era muy grave y había que solucionarlo: "El verdadero conocimiento está en el código fuente del 'software', no tanto en el archivo ejecutable, y estamos perdiendo ese conocimiento".

Visto el problema, había que definir una estrategia a largo plazo. Optaron por crear una especie de “consorcio internacional” formado por voluntarios. En él estarían representados no solo personas individuales, sino también organizaciones, centros de investigación o universidades. Trabajaron un año y medio en secreto, diseñando y montando la infraestructura. La web de Software Heritage se hizo pública el pasado 30 de junio, con todo el material que habían ido recopilando en ese tiempo.

UNA WIKIPEDIA DEL SOFTWARE

El objetivo es que cualquiera tenga acceso a un gran repositorio de código fuente. Di Cosmo ve muchas utilidades "no solo para el investigador que haga análisis, sino para miles de aplicaciones diferentes. Puede ser para la industria, para buscar vulnerabilidades...". Es más, "uno podría construir alguna Wikipedia del 'software': la historia, por qué tal programa fue desarrollado por quién, en qué momento, ver cómo evolucionó con el tiempo..." Ellos no solo almacenan código fuente, "también toda la historia del desarrollo". Cada seis horas se actualiza su contador: cuando se escribe este artículo, hay más de 47 millones de proyectos, que suman 3.100 millones de archivos en su seno.

En esa biblioteca hay de todo. En primer lugar, una copia integral de GitHub, la plataforma más famosa para compartir proyectos informáticos y desarrollarlos de forma colaborativa: millones de desarrolladores cooperan y comparten su trabajo para que el resto de la comunidad lo disfrute. También están repositorios como los de Debian y Google Code. "Está todo el código fuente de la mayoría de 'software' libre que se usa hoy en día: Linux, Firefox, Open Office... Hay gente que puso también todo el historial de Unix desde 1970, el código fuente del Apolo XI..." Y entre los colaboradores que aportan este contenido se cuentan empresas como Microsoft Francia.

A la vez que aportan el 'software', piden la participación de todos aquellos interesados en seguir mejorando el proyecto: para desarrollar, para dárselo a conocer a otras personas... Y ojo, porque también contratan. Es un proyecto transparente y colaborativo donde se agradece tanto una nueva pieza de 'software' libre como el aviso de un 'bug'. Hay una lista de correo y un canal IRC para suscribirse.

Otra opción es patrocinar Software Heritage. De acuerdo a la cantidad de dinero que destinen cada año, los patrocinadores aparecerán reflejados como donantes en la página web y en otros apartados como las notas de prensa del proyecto. El dinero se destina a reforzar la infraestructura para seguir creciendo, así como a financiar los gastos derivados. De momento, Software Heritage es un proyecto sin ánimo de lucro del INRIA, el Instituto Nacional de Investigación en Informática y Automática, y sus promotores esperan que pronto se pueda 'independizar'.

De momento, eso sí, el archivo no está disponible para su descarga pública: "Por ahora, nosotros nos ocupamos sobre todo de almacenar y salvar esos datos antes de que desaparezcan", explica Di Cosmo. Es posible verificar si algo se encuentra allí, aunque no se pueda acceder a ello. Cada archivo del código fuente suele tener un identificador, un cifrado de seguridad de los denominados SHA. Si se conoce uno de esos códigos, se puede introducir en el buscador y comprobar si el archivo ya está almacenado. También se puede subir un nuevo archivo para que el equipo lo almacene o asegurarse de que alguien no lo haya hecho antes.

FUENTE | El Confidencial 09/12/2016

  © 2016 Copyright CONUCO 2.1
Powered by Indices Conuco,
P O Box 7067
Caguas PR 00726
Octafish Media